UNIVERSAL

10690237_703045539783113_7689054287284772693_n

Ni el de tu vida,

ni el de tus sueños,

ni el más fugaz, 

el más salvaje,

0 el más sufrido.

Ni el más profundo,

ni el más huraño,

ni el más osado,

el primero,

o el más querido.

Créeme cuando te digo,

sólo un amor hay que marca

de todos los que se han vivido.

Y es el amor a destiempo,

igual de eterno 

que de vencido,

igual de sólido

que derruido

ALBAHACA Y CANELA

1621994_592351870852481_534394396_nMe retas, me inquietas,

me callas, me enfrentas,

me arañas, me quemas,

me apartas, me ahuyentas.

Te miro, te grito,

te esquivo, te evito,

te quito, te aviso,

Te giro, te sigo.

Me hieres,

te asfixio.

Me tocas,

te enfrío.

Me minas,

te habito.

Me matas,

te vivo.

AMAR EN TIEMPOS DE GUERRA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Por tener por cuerpo una anarquía.

Por ser metralla tu boca.

Por la frontera que va desde tu cuello a tu cintura,

y su endeblez a la altura justa de tus muslos.

Por no existir más que mi fusil para colarme por ella

y atravesar las paredes del bunker

que te aisla y te hiela.

Por declararme la guerra en tiempos de paz.

Sabiendo que iba a conquistar tu territorio.

Viejo conocido.

Y, aunque te duela, nunca enemigo.

Por estar llena de minas antipersonas.

Y, aún así, tirarme encima tuya.

 Para después darte a elegir,

Entre dejar que me quede aquí queriéndote toda la vida 

y mandar a la mierda el caos de tu maldito desgobierno.

O hacerte explotar después de invadida.

MÍA

1508143_572495662838102_100658232_n

Se hizo de noche en tus piernas.

De día en tu boca.

Y tarde para repetir.

Se hicieron agua mis ganas.

Vapor mis sueños.

Y humedad tu cama.

El metal de mi lengua se fundió,

con el rojo vivo de tus labios.

Esos que dejan huella en las copas de ron

que bebo, siempre, después que bebes.

Cuando andas medio moribunda de sueños y amor.

De sexo y ahogos.

De poetas y extraños.

O de miel.

Sin labios.

IRA

1466177_545515045536164_1396595029_n

Hay estaciones de paso.

Y de zancadas.

Hay aeropuertos con más lágrimas

que despegues.

Hay quienes tienen la suerte de no saber restar,

y, cuando se van, no echan de menos.

Hay quienes esperan al otro lado del teléfono,

O de la calle.

Hay quienes creen que los sueños son,

Otros, que los sueños Eres.

Hay quienes no hacen el amor

porque no te han conocido.

Hay quienes cogen carretera,

y olvidan las mantas.

Y, luego, estás tú.

Que, por puro egoísmo,

no mueres de amor.

Pero bien que matas.

ESTRECHECES

1474456_556863377734664_1832018832_n

Como poder, podrías ser la musa de cualquiera.

Pero deberías ser la mía. 

Como poder, podría leerte a Borges cada noche.

Pero debería leerte el cuerpo.

Como poder, podría deshacerte el amor.

Pero debería hacértelo.

Como poder, podría escribirte un poema por cada día que no te vi.

Pero debería dejar de no verte, y verte, y no escribir más nunca.

Como poder, podría.

Pero me debo un respeto.

Porque como poder, podrías haberme querido.

Pero lo dejaste a deber. 

Como se deja a deber lo indebidamente debido.

Así, que como poder, podrías morirte.

Y yo por ti. 

Y yo contigo.

VERSA SOBRE TI

994967_541997329221269_1464414282_n

Qué falta hace la lluvia

 Que llene los manantiales 

Que tienen que darte de beber

Para que nunca se te seque la boca,

Ni esa valentía

Que te empuja a decir en alto lo que otros 

 Sólo se atrevieron a escribir.

Te imagino pisando la arena de la Costa Brava,

Haciendo volar mi imaginación como si fuera una cometa.

Sujetándola con no más de un par de hilos 

Para que no te la roben, 

Pero libre.

De un lado a otro.

Dejándose llevar.

Y tú lo verás todo desde la ventana de casa,

Ésa que tiene tantas perspectivas,

Y tan mágicas.

Y yo beberé café con los ojos a medio abrir,

Mientras revivo recuerdos, amargos, a medio olvidar.

Y esos hilos de los que hablaba, serán tu voz en los versos de Benedetti.

Y esos hilos serán lo que me unirán a ti,

Aun sin saber qué cara pones cuando te enfadas,

O cuando te sorprenden.

Aun sin saber cuál ha sido el amor de tu vida,

O si alguna vez le has dejado flores en su puerta.

Aun sin saber si te defiendes en la cocina,

O si cenas con vino.

Aun sin saber qué sueños te quedan por cumplir,

O si el hastío ya ha acabado con ellos.

Aún sin saber si algún día nos cruzaremos por La Rambla,

O si pasaremos de largo.

Pero te pensaré recitando este intento fallido de poema

Tan pobre, tan raquítico, tan huérfano.

Muerto casi antes de nacer.

Y sin rima.

 

 

 

POR LOS POROS

tuit

De esa es de la que tú no quieres hablar.

De sus entrañas de las que no puedes despegar.

De sus muslos de los que no puedes no inhalar.

De su cintura de la que no puedes despertar.

De su boca de la que no puedes no inspirar.

Esa es a la que tú dejaste marchar.

Dado el vértigo al asomarte por sus caderas.

Por miedo a la infinitud de sus piernas.

Firmes.

Tuyas.

Enteras.

Y de la que tú no quieres hablar, no es esa.

Soy yo.

Cerrada.

Muerta.Sin ti.

Por dentro.

Y por fuera.