VERGÜENZA DE QUÉ

de que

Y me acuerdo de tus manos.

La uña rota de tu índice.

Del desgaste de tus yemas.

De lo áspero de tu palma.

Y  la rapidez de tus dedos.

Recorriendo el mapa que ellos mismos dibujaban.

Exhaustos.

Buscando descanso en el sudor de mis muslos.

Anuncios